5 Secretos y Curiosidades de Toy Story 4 (Por David Jurok)

¡Hola! ¡Soy David Jurok! ¡Escritor colombiano, autor de “el navegante de las pesadillas” y “el ladrón de llaves”!

CoverAportada_el-ladron-de-llaves_david-jurok_201810241838

Si quieres leer un poco da click aquí: el navegante de las pesadillas / el ladrón de llaves.)

Hace una semana estuve en el cine mirando la última aventura de Woody y Buzz. Hoy quiero compartir con ustedes las impresiones que me dejó este film que rompe con todos los conceptos previamente creados por el resto de la franquicia, y por supuesto, el impactante mensaje oculto que nos deja.

Antes que nada advierto: estoy a punto de ponerme denso. Si eres mi lector ya sabes qué significa. Si es tu primera vez aquí, te mando un abrazo filosófico que te deje pensando en el cosmos.

¡Si puedes sígueme en Facebook o aquí en la página! Los enlaces están arriba (en forma de iconos) y abajo del post. Para mí, un like es una ayuda gigantesca.

1. Cualquier cosa puede ser un juguete…

n8z9GpRPJcjeM2PrVWACnE

(Imágen: Toy Story 4 de Pixar Animations Studios, Walt Disney Pictures)

…por lo tanto cualquier cosa puede cobrar vida, pues lo que entrega vida a un objeto no es otra cosa que el valor que un ser humano le da. ¿Significa eso que en cualquier lugar existen ladrillos o mondadientes que obtienen conciencia de sí mismos al ser utilizados para jugar por un niño pequeño como sucedió con Forky? Según Toy Story 4, probablemente sí.

2. La existencia inicia con un propósito…

woody-1542309918345_1280w

(Imágen: Toy Story 4 de Pixar Animations Studios, Walt Disney Pictures)

…pero no termina cuando tal propósito se termine, sino que es eterna. Se nace con el objetivo de entretener a un niño, así el juguete sea creado por una fábrica o por un niño: existe un propósito desde el nacimiento y todos los juguetes lo tienen claro desde el momento en que obtienen conciencia. El juguete crea un vínculo inquebrantable con el niño pero éste cambia de intereses dejando al juguete desprovisto de un objetivo, un propósito o una razón para existir. Ese es el caso de Woody desde la tercera película en adelante. Andy ya creció y debe dedicarse a otras cosas mientras el vaquero tiene una vida que ya no tiene sentido y por si fuera poco es eterna ya que los juguetes sólo mueren cuando son destruidos completamente, reducidos a polvo. Retorcido, ¿verdad?

3. Forky NO es un juguete y por eso…

21-forky-toy-story-4.w1200.h1200

(Imágen: Toy Story 4 de Pixar Animations Studios, Walt Disney Pictures)

…su existencia tiene dos propósitos encontrados. ¿Te importa si es transgénero entre una cuchara y un tenedor? ¡Ya déjalo ser! El punto más particular del personaje es lo confusa que es su existencia al ser un juguete y un cubierto (o dos) al mismo tiempo. Mientras Woody intenta convencerlo de ser un juguete, él está convencido de ser basura e intentará arrojarse a la basura, pues su vida útil ya terminó y todo utensilio tiene derecho al descanso eterno a diferencia de los juguetes que están atados a la existencia para siempre, por eso para él es antinatural estar vivo y le molesta a sobremanera, pero a la vez lo está porque esa malvada niña le dio vida, ¿o no? Es aún más antinatural que Woody intente convencerlo de estar vivo y servir a un niño porque su propósito nunca fue ese, pues Forky no es un juguete.

4. Bo Peep (alias Betty) es el verdadero villano ya que…

bonnie-bo-peep-blanco-ataques

(Imágen: Toy Story 4 de Pixar Animations Studios, Walt Disney Pictures)

…rompe con todo lo establecido por las tres anteriores entregas de manera formidable. Mis respetos para el desarrollo de este personaje.

Sólo piensa en todos los juguetes que viste hasta ahora, los buenos, los malos, los graciosos y los crueles: el centro de la vida de todos y cada uno de ellos eran los niños, bien porque eran sus juguetes y los hacían felices, porque ya no lo eran e intentaban ganarse nuevamente el aprecio de sus humanos que ni siquiera sabían que los juguetes tenían sentimientos, porque eran sus favoritos y sentían envidia de otros juguetes, porque habían sido abandonados o maltratados por sus niños y querían venganza, porque no habían tenido jamás un niño y querían ser parte de ese vínculo para adquirir un sentido… pero todo era lo mismo: giraba en torno a los niños que eran los que otorgaban un propósito a la existencia de cada juguete. Entonces apareció Bo en la cuarta entrega.

Ella no deseaba ser la posesión de un niño. Aunque recordaba y valoraba a Molly, su antigua dueña, y atesoraba el tiempo que habían tenido juntas, había aprendido a seguir adelante y hacer su propia vida sin añorar el pasado. Entonces se reencontró con un Woody tóxico (¡jojojo!), que venía cargado de vacíos emocionales, necesidad de aprobación, tan incapaz de superar el pasado que intentaba revivir su vínculo con Andy a cualquier precio, así fuera a través de Forky.

Bo y su grupo de juguetes abandonados tienen otra filosofía de lo que significa ser un juguete, lo que nos lleva al verdadero mensaje de la cuarta película.

5. El verdadero propósito de la vida…

toy-story-4-woody-1172338-1280x0

(Imágen: Toy Story 4 de Pixar Animations Studios, Walt Disney Pictures)

…comienza cuando entiendes que tu razón para vivir no puede provenir de otras personas, y que nunca serás libre mientras vivas buscando complacer a otros y ganar su aprobación así sea la de las personas que más amas, como Andy para Woody. Bo encontró su identidad cuando se quedó sola y conoció a otros juguetes abandonados: entendió que su pasado había sido hermoso, pero tal como Molly había seguido adelante, ahora era su turno. Ahora tenía el mundo entero para ella y era feliz, mientras Woody buscaba recuperar lo que tenía con Andy y eso lo hacía muy infeliz.

Woody aprendió que era necesario dejar de añorar el pasado que jamás volvería y empezar a mirar hacia el futuro, buscando su propia felicidad por primera vez junto a Bo, viviendo según sus propios términos. Siempre tuvo a los humanos en un pedestal sin considerar sus propios sentimientos ni su propia felicidad, pero finalmente consiguió dejar atrás esa dependencia y empezar a valorar su propia existencia (y su vida eterna) desprovista de un propósito o un sentido impuesto por alguien más. ¿No piensas que todos tenemos algo que aprender de esta hermosa película?

Si te gusta leer te invito a echar un vistazo a El navegante de las pesadillas, una novela sobre sueños lúcidos, almas gemelas y viajes astrales; y El ladrón de llaves, una novela sobre la mente humana, el poder que controla el corazón del hombre y el Nirvana. Nunca volverás a ser el mismo.

Si te gustó dame like y comparte. Sígueme en mis redes sociales: FacebookInstagram y Youtube. Para hacerte miembro de la página ve abajo de esta publicación.

LEER GRATIS: El navegante de las pesadillas / El ladrón de llaves

COMPRAR: El navegante de las pesadillas / El ladrón de llaves

Soy David Jurok y me despido.

Sígueme en mis redes sociales: me ayudarías mucho 🙂

Un gran abrazo y ¡hasta la próxima!

cropped-atrapasuec3b1osblancosquare.jpg

Deja un comentario

Powered by WordPress.com.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: